Parabenos “Un tema controversial”

Los conservantes se añaden a los productos por dos razones: por un lado, para evitar el deterioro microbiano y para prolongar la vida útil del producto; y, por otro, para proteger al consumidor de una posible infección. Revista Internacional de Ciencias Cosméticas (Vol 31. No 3. Junio de 2009)

¿Qué son los parabenos?

Los parabenos son una familia de conservantes químicos que se utilizan para prevenir el crecimiento de bacterias dañinas y moho en productos perecederos, los más comunes en los cosméticos son el metilparabeno, el propilparabeno, el butilparabeno y el etilparabeno.

¿Cómo funcionan los parabenos?

Cada parabeno trabaja de forma distinta para evitar que los microbios estropeen un producto. “Piensa en las bacterias como pequeños discos de gelatina”, dice el científico cosmético e inventor del producto Daniel Campbell. “Los conservantes como el metilparabeno perforan las paredes o membranas celulares de las bacterias, algo muy parecido a lo que pasa cuando quitas el tapón de una bañera llena de agua. Esto significa que la bacteria es incapaz de reproducirse. Otros como el propilparabeno impiden que la pared celular se forme adecuadamente para que la bacteria no pueda cerrarse. Esto impide que se forme una segunda generación de microbios”, añade.

La efectividad de cada sintético se puede potenciar cuando se unen dos conservantes que funcionan de manera diferente. Algo así como lo que ocurre en los partidos de tenis de dobles: un conservante puede defenderse en la red mientras que el otro cubre el fondo de la cancha, ambos preparados para detener a los microbios.

¿Qué dice la ley sobre los parabenos?

La cantidad máxima de metilparabeno y propilparabeno que las empresas de cosméticos pueden utilizar se decide en relación a la composición total de un producto. Hay varios parabenos autorizados para su utilización en cosmética, sin embargo su uso combinado no puede exceder el 8% del total de la fórmula.

Los grupos de expertos del CIR (Examen de Ingredientes Cosméticos) y del SCCS (Comité Científico de Seguridad del Consumidor) examinan periódicamente todos los estudios recientes sobre la activación endocrina y la toxicidad para el desarrollo y la reproducción de los parabenos y, en base a sus hallazgos, recomiendan una concentración segura de estos ingredientes.

Si quieres descubrir más detalles, puedes encontrar un comunicado de prensa de la UE aquí y las regulaciones más recientes aquí.

¿Los parabenos son seguros?

Los parabenos se han utilizado de forma segura desde los años veinte y también han sido objeto de numerosos y exhaustivos controles de seguridad. A pesar de ello, su uso ha sido cuestionado desde que la Universidad de Reading (Reino Unido) publicó en 2004 los resultados de un estudio que relaciona los parabenos con el cáncer. Desde entonces, las conclusiones extraídas han sido investigadas a fondo y debatidas ampliamente por los expertos en la materia. Descubre más información aquí.

La polémica de los parabenos, surgió a raíz de una investigación de 2004 de la Universidad de Reading, en Reino Unido, en la que los científicos tomaron biopsias de tumores mamarios y encontraron parabenos dentro. Este hallazgo sirvió de base para una teoría según la cual los parabenos, capaces de imitar débilmente la hormona estrógeno, podrían alterar las hormonas y aumentar el riesgo de cáncer de mama. Sin embargo, este estudio ha sido ampliamente criticado desde entonces. Más adelante se supo que los investigadores involucrados no examinaron tejidos sanos para comprobar si contenían trazas de parabenos y tampoco pudieron garantizar que el equipo que usaron para conducir el estudio se había limpiado con materiales libres de parabenos. 

Después de evaluar las conclusiones de 2004 y de otros estudios posteriores llevados a cabo por el mismo investigador jefe, el Comité Científico de Seguridad de los Consumidores, llegó a la conclusión, de que no habían suficientes datos como para relacionar el uso de productos con parabenos con el cáncer de mama. Rachel Rawsom, enfermera clínica especialicada de Breast Cancer Care, nos confirma que “hoy en día no existe ninguna prueba irrefutable que sugiera que el uso de productos que contienen parabenos esté directamente relacionado con el desarrollo de un cáncer de mama.”

De hecho, los parabenos se han visto sometidos a testados tan rigurosos que ahora los expertos creen que son mucho más seguros que otras alternativas sintéticas. El doctor Edmund Fowles de EF Chemical Consulting Ltd dice: “Estoy completamente seguro, de que los parabenos son seguros. Después de todo el alboroto que se generó sobre sus potenciales riesgos, se han realizado investigaciones exhaustivas que han cubierto todos los flancos. Los cosméticos libres de parabenos simplemente utilizan un tipo diferente de conservantes que habrán sido investigados de una forma mucho menos rigurosa así que, ¿cómo podemos afirmar que son mejores?”.

Por ejemplo, mira el formaldehído. Este gas incoloro de fuerte olor tiene propiedades antisépticas que impiden que los microorganismos  crezcan, y se usa para conservar especímenes biológicos en los laboratorios. El formaldehído también se utiliza en productos de limpieza para el hogar, en cosméticos, en medicinas y como resina endurecedora en materiales de construcción. En grandes concentraciones, se ha demostrado que irrita las vías respiratorias, lo que ha suscitado preocupación en los últimos años. Algunos conservantes funcionan descomponiéndose hasta que liberan formaldehído en el producto.

Otra opción es la metilisotiazolinona, una sustancia antimicrobiana que se usa en la conservación de cosméticos, hidratantes y productos para bebé. Es menos efectiva y por lo tanto hace falta usar cantidades más altas, lo que aumenta las probabilidades de producir alergias en la piel. 

Podemos decir que hay muy pocas alternativas a los parabenos que hayan demostrado ser seguras. Como David C. Steinberg escribió en Cosmetics & Toiletries: Preservatives for Cosmetics (1996), “el conservante ideal no existe, y probablemente no pueda existir.”

Sin embargo, la doctora Stefanie Williams de la European Dermatology London, pone en perspectiva los parabenos y explica que “se han usado de forma segura desde hace mucho y son muy comunes en productos para el cuidado de la piel. Son conservantes bien establecidos y no causan problemas a la mayor parte de los consumidores. En algunos casos contados, pueden generar alergias por contacto, aunque son raras teniendo en cuenta su uso generalizado.”

En mi Curso de Iniciación a la Cosmética, les enseño a formular productos TOTALMENTE NATURALES, pero también convencionales, incluyendo en sus fórmulas, dos de los parabenos más usados en la cosmética, como lo son, el metilparabeno y el propilparabeno, en porcentajes que van desde 0,2% y 0,1% respectivamente. De esta manera creamos productos con un apoximado de 99% de ingredientes naturales.

NO TE PIERDAS EL 30% DE DESCUENTO DE ESTE CURSO, QUE ESTARÁ ACTIVO POR DOS SEMANAS

Si te ha gustado el contenido y te ha servido, COMPÁRTELO…

Saludos… un abrazo…¡¡¡

Sol Adriana Atencio

CEO e Instructora de Hacer Cosmética

Aprende a formular tus propios productos cosméticos , anímate! y elabóralos desde casa.

1 comentario en “Parabenos “Un tema controversial””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conversemos por WhatsApp